BIENVENIDOS!

martes, 7 de junio de 2011

Terremoto que son y que hacer en caso de uno

Un terremoto, también llamado seísmo o sismo (del griego "σεισμός", temblor) o temblor de tierra es una sacudida del terreno que se produce debido al choque de las placas tectónicas y a la liberación de energía en el curso de una reorganización brusca de materiales de la corteza terrestre al superar el estado de equilibrio mecánico. Los más importantes y frecuentes se producen cuando se libera energía potencial elástica acumulada en la deformación gradual de las rocas contiguas al plano de una falla activa, pero también pueden ocurrir por otras causas, por ejemplo en torno a procesos volcánicos, por hundimiento de cavidades cársticas o por movimientos de ladera. 

¿Sabías que en este mismo instante, que estas leyendo este texto, está temblando la tierra en algún lugar del mundo, y que los temblores son eventos naturales que actúan sin previo aviso, y en eso radica precisamente su poder destructor.

Los terremotos son muestra de lo dinámico y cambiante que es nuestro planeta, desafortunadamente no se puede hacer nada para detenerlos, aunque si podemos contribuir para aminorar los daños que puedan ocasionar.

Con los sismos no todo es destrucción, a lo largo de los años, dichos eventos naturales también han traído una serie de procedimientos y tácticas de protección generadas por expertos en prevención sísmica para aminorar los daños y prevenir mayores consecuencias.

Tomemos en cuenta algunos tips de prevención sísmica, sencillos y educativos, los cuales permitirán, no sólo decirles qué hacer antes, durante y después de un sismo; sino, acostumbrar a una cultura de prevención sísmica en niños, adolescentes, adultos, así como a personas con discapacidad visual, motora y auditiva.

ANTES:

Elaborar un plan con los familiares o vecinos, el cual permita indicar las acciones a realizar por cada integrante. Ubique un lugar abierto y seguro donde acudirán después del sismo, un parque, un jardín, un patio.

Sepa siempre donde están colocadas las llaves de la puerta de salida o déjelas puestas en la chapa siempre. Tenga a la mano y prepare un botiquín de primeros auxilios, comida enlatada, destapador de latas, agua potable, radio, linterna, pilas y un pito para enviar señales de auxilio.

Ubique, visualmente, las salidas más seguras para el escape y compártala a todos los miembros de la familia. Asegure y/o reubique los objetos pesados que puedan caer, tales como computadoras, lámparas, bibliotecas, cuadros, ventiladores, televisores, etc.

DURANTE:

Reaccione con serenidad y tranquilice a las personas que estén a su lado.

Encontrándose bajo techo protéjase debajo de una mesa, escritorio, pupitre o cama resistente, de preferencia al costado de el. Si no hay muebles, donde protegerse, ubíquese debajo de una viga, al lado de una columna o en una esquina de la edificación siempre en posición fetal. Retírese de ventanas, espejos o puertas de vidrios.

Si está en un lugar muy concurrido (cine, teatro, supermercado, discoteca, etc.), no se desespere ni corra hacia las puertas, hágalo o trate de hacerlo de manera ordenada y calmada, ya que muchas personas se harán daño al tratar de salir desesperadas y al mismo tiempo. No olvide que la calma hará que tome mejores decisiones y busque una mejor salida.

En la playa, salga del agua rápidamente, retírese de la orilla y sitúese en un sitio elevado, a una distancia no menor de 300 metros, pues pudieran ocurrir grandes marejadas o Tsunamis si el sismo ha sido de gran intensidad.

Si está en una silla de ruedas y bajo techo, ubíquese debajo de una viga, al lado de una columna o en una esquina. Luego frene las ruedas y cubra su cabeza con los brazos.

DESPUES:

Active el plan de emergencia previamente planificado con familiares y/o vecinos o autoridades. Al finalizar el movimiento, desaloje con prontitud y en orden a las personas de las escuela, casa, o lugar de trabajo. No use los ascensores, recuerde que puede quedar atrapado. Utilice las escaleras.

Procure no caminar descalzo debido a los vidrios que se hubiesen podido romper durante el evento. Encienda la radio para escuchar las recomendaciones de las autoridades y acátelas.

Colabore en el rescate de los heridos. En caso de quedar atrapado, mantenga la calma. Pida ayuda en voz alta o utilice el pito, anteriormente mencionado.

Esté preparado para los sismos secundarios conocidos como réplicas.
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario